lunes, 16 de enero de 2012

AY.. CHUCHU PEGO , AY AY... CHUCHU PEGO (Terapia inconfesable)


"Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de la miseria" Groucho Marx.




Me encanta, confieso que al margen de la dudosísima calidad musical ha sido una manera de liberarme del estrés que me estaba desquiciando, al cuerno eso de que tenía una capacidad de trabajo extraordinaria, al cuerno porque es falso, he llegado al límite de mis fuerzas. Estoy "atacá" como decía "La Martirio".


No paro, no paro ni de día ni de noche, me encanta eso de ser mi propia jefa. Si tengo que depender cada mañana de un nivel de segregación de adrenalina determinado al menos que sea del mío, pero, claro, ello me requiere una habilidad social, profesional y una disciplina de trabajo férrea y, en muchos casos, vivir sin horarios. Y sí, a veces llega un momento que me mata, me mataaaaaaaa. Estoy haciendo además una tesis doctoral y un Máster con trabajos exigentes etc en fechas concretas, y por supuesto he de prepararme mis clases como profesora de adultos inteligentes, ser "una buena abogada políglota" y miles de cosas más...Arrggggg me he convertido en algo parecido a "Una mujer desesperada" con terapias secretas inconfesables..


Ay! sí, y aún me acuerdo de aquel noviete pueblerino y burgués que me decía muy serio cuando acabé la carrera: -"si te casas conmigo no te va a faltar ni gloria bendita, no te hará falta "ni de trabajar"" -"Ooooh pero qué dices pedazo de machista, qué me dices de la independencia económica femenina o de la liberación de la mujer, con lo prepará que estoy yo..."-.

Nossa, nossa
Assim você me mata
Ai se eu te pego
Ai, ai se eu te pego, ai!

Seguimos, cierro los ojos y pongo ese vídeo del bailarín mulato con su cara sonriente y moviendo su cuerpo con alegría...Aaaah qué goce... "ai si eu te pego, a, ai si eu te pego, ai!"..Entonces, corro las cortinas para que nadie me vea y ahí comienzo sola en el salón bailando mis ritmos secretos, imaginándome que soy una brasileña adolescente rebosante de sensualidad y hormonas exaltadas. Alguien me mira, Sofía se ríe. "¡mamá qué haces! jajajaj". "¡Deja a mamá que haga sus tonterías que necesita liberarseeeeeee!".


Y yo presumiendo de chica intelectual, que si Ópera, que si Tannhäuser, Intermezzo de Cavalleria Rusticana, etc..Y que por favor ¿alguien como yo que odiaba esos ritmos poin, poin, y los Pitbull y Reggaeton...?? 

Entonces me levanto a esas horas en las que parece que me acabo de acostar y tiro para Algeciras en mi coche feliz, a mis clases como profesora, dos horitas me quedan, y enciendo la música ( ¡ah sí!,  tengo radio nueva en el coche...La compré para continuar escuchando mi oculto y oscuro objeto del deseo que me quita el estrés, mi gusano musical que se repite constantemente en mi mente) y pongo la canción obsesiva, aún no ha salido el sol, pero estoy en Copacabana bailando en la playa moviendo mis pies... Delícia, delícia Assim você me mata..Ai se eu te pego  ai, ai se eu te pego, aaaah qué cómoda voy.


Paro a echar gasolina, me miro los pies y.." ¿no iba a estar cómoda? .....-¡¡CLAROOOOOOO!! ¡COMO QUE VOY EN ZAPATILLAS DE ESTAR EN CASA!!"...Esto sólo me pasa a mí, voy justa de tiempo para buscar zapaterías, imagino el descojone de mis alumnos y mi mente calenturienta empieza a inventar excusas inverosímiles...que si tengo "gota" que si me he roto los tobillos, o que es un experimento a lo Emilio Duró para provocar buenas energías....O mejor decir la verdad: que ya no sé ni dónde tengo la cabeza....


"Conmigo no te va a faltar ni gloria bendita...." Me decía él, y yo con esta vida perra estresante, me imagino entonces metida en una de esas casas de pueblo tan monas de doble puerta siendo una burguesa feliz y pija, de dientes blanqueados y piel cuidada, cuya única ocupación es la de que le den masajes en el gimnasio y a discutir, a las 12 de la mañana, tomando café con las amigas, cuál es la mejor crema anticelulítica y lo mal que está el servicio... Ai se eu te pego  Ai, ai se eu te pego, ai!

Entonces vuelvo reventada a Sevilla, he comido una bolsa de gusanitos y un café en todo el día, y tras recoger a Sofía la llevo a toda velocidad a ballet...No me da tiempo de pasar antes por casa, al carajo, la niña va antes que mi orgullo, la cambio, le pongo su tutú y salgo corriendo a la puerta porque me llama un cliente, y entonces sale muerta de risa la profesora de danza para hablar conmigo: -"¡Pero qué arte tiene tu hija!" -" ¡Ah muchas gracias, sí, siempre le ha gustado bailar!" - me mira y me dice, "entra, entra y mira..." Entonces veo un corrillo de padres y unos aplausos..Mi niña está bailando feliz en medio de todos y canta -"Ay chuchu pego, ay ay chuchu pego.....¡sí, sí, mi mamá lo baila así!" - mientras imita algo burlona mi baile secreto, mis nada discretos movimientos pélvicos justo cuando dice "se eu te pego" ...Entonces todos me miran, acaban de descubrir mi secreto más oculto, además me miran los pies, ven mis zapatillas de paño, codazos, múltiples comentarios en bajito...-"Sí, señores, soy yo, yo soy su mamá, la que baila el chuchu pego a solas, pero de verdad, se lo juro, yo antes era una chica muy normal, no es lo que parece..."-.

3 comentarios:

Sierra dijo...

Buenísimo Tatun, cómo enganchas con tus historias, el ritmo de la narración es vertiginoso...sigues sin darte cuenta porque mantienes la intriga hasta el final. Besos. Sierri

mientrasmevisto dijo...

jajajaja, claro q si, q baila ella tb! un besito
sami

The Scarlet Revolutionary dijo...

Tienes mucha gracia. La canción de Michel Teló es de lo más pegadiza. Envíame un video bailando el temazo en portugués de moda. De pronto has hecho que me acuerde de un episodio de Shin Chan en que la madre se vestía de colegiala y finalmente era descubierta por el hijo y el director del parvulario de Shinnosuke.

Tatun, estoy convencido de que serás joven eternamente.

¡Salud!